BENJAMIN

porfolio-2-final

BENJAMIN

  • //
  • 5 marzo, 2014

La creación del Aceite de Oliva Virgen Extra Benjamín de Castillo de Tabernas nace de la necesidad de aportar a los más pequeños una fuente de vitaminas rica en ácido oleico, antioxidantes y vitamina A.
 
Es importante que a partir de los 6 meses de edad se vaya acostumbrando al niño, de manera gradual, a la dieta mediterránea. Es por ello que es necesario alimentarlos con un aceite de oliva virgen extra con la mínima graduación posible, que les facilite la digestión y favorezca su crecimiento.
 
Este es el caso del Aceite de Oliva Virgen Extra Benjamín con tan solo 0,1º de acidez natural. Ideal para mejorar el sabor de las papillas (palatabilidad), acostumbrarlo a la dieta mediterránea y cuando el niño pueda masticar correctamente evitar que prefiera la bollería a una rebanada de pan con aceite o un bocadillo de jamón, combatiendo así la obesidad infantil.
 
De hecho, tal y como asegura la Asociación Española de Pediatría se ha demostrado que la hipercolesterolemia y su principal consecuencia, la artereosclerosis (formación de placa de ateroma, es decir, acumulación de lípidos en la pared arterial) se inicia en la infancia, progresa en la adolescencia y se manifiesta en la edad adulta.