Vinos

Vinos – (PROTECTOR CARDIOVASCULAR)

Varios estudios epidemiológicos demuestran que las personas que beben alcohol de forma moderada tienen menos riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares. Incluso aseguran que el vino es un poderoso antioxidante y antiinflamatorio. De hecho, el índice de mortalidad en personas que no beben ni una gota de alcohol es similar al de aquellos que lo consumen en exceso. Vamos, que si quieres llegar a abuelo para contarles refranes a tus nietos, no hay nada mejor que tomarse una o dos copas de vino todos los días.

 

Además, un reciente estudio publicado por la revista Nature va más alla, ya que ha demostrado, de momento en ratones, la capacidad de una sustancia denominada resveratrol, que se encuentra en las uvas, el vino y las nueces, para contribuir a alargar la vida y a prevenir numerosas enfermedades relacionadas directamente con el envejecimiento.

ImageImageImage